sábado, 17 de diciembre de 2016

EXPLICACIONES DE LA POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID SOBRE EL PERJUICIO DE BUCCA

Cada día que la discoteca BVCCA abre tras haber sido precintada por la policía municipal de Madrid el 29 de noviembre de 2016, realiza íntegros sus eventos y con plena impunidad.

Tras el precinto los vecinos tienen menos derechos.

La policía se limita a decirnos que "toma nota" cada vez que llamamos denunciando gritos de borrachos durante largas horas hasta el amanecer, botellón a la vista de todos noche tras noche (ver fotos y vídeos en el blog), menores y más menores entrando y saliendo de la discoteca borrachos gritando, y orines, vomitonas, preservativos, etc., en nuestros portales y aceras.

Explicación de la policía municipal de Madrid a varios vecinos de Chamartín, en días distintos de diciembre:

La policía dice que "no puede hacer nada", que ellos no "mandan patrullas", reconocen "ser agentes de la autoridad" pero que "depende de la Junta Municipal y de Mauricio Valiente que la ejerzan". También añaden que "no se explican cómo desde la Junta Municipal de Distrito no hacen nada" y nos recomiendan a los vecinos que "hagamos más presión". (Sic.)

Reconocen también que si el concejal de Podemos "no da la orden de acudir y cumplir la normativa y la Ley, no acuden" y se ven así en la "limitación" de tener que comunicar a cada afectado que llama denunciando que "toman nota".

Así, la IMPUNIDAD de la discoteca ilegal BVCCA es total.

Reconocen, además, desde la policía municipal que "es cuestión de tiempo que el empresario de la noche reciba el visto bueno desde la alcaldía de Madrid a una nueva solicitud de licencia y subsanación de errores.

Los vecinos mientras tanto sin dormir y con la impotencia de que nadie vela por nuestros derechos más básicos.